Actuaciones de 2013

Programa de mantenimiento de enlosados


El Consorcio de Santiago mantiene el programa A pedra que pisas, para la conservación y reparación de los enlosados de granito de la Ciudad Histórica de Santiago de Compostela. Diferentes equipos de trabajo, formados por canteros especializados en la conservación de pavimentos históricos, reparan y mantienen a lo largo del año las calles del casco histórico.

Esta iniciativa, que nació en 2007, se orienta a la puesta en valor y conservación de los más de 60.000 m2 de enlosados de piedra de la Ciudad Histórica. El programa incluye actividades de formación, en colaboración con la Fundación Laboral de la Construcción y la Xunta de Galicia, así como el concurso “Canteiros no Obradoiro”. El objetivo es formar mano de obra especializada, generando empleo estable y cualificado, y responder a la demanda real de mantenimiento de estos enlosados, trascendentales en el espacio público de Santiago y de otras ciudades y villas gallegas.

Además, cualquier incidente detectado en el enlosado o sugerencia puede ser comunicada a través de la dirección electrónica apedraquepisas@consorciodesantiago.org.

 

 

Fuentes históricas


Proyecto: Proyecto básico y de ejecución de restauración de siete fuentes históricas

Intervención:  rehabilitación y puesta en valor del tejido de siete fuentes de la ciudad histórica de Santiago, de gran presencia en la historia y urbanismo de Santiago. Las fuentes intervenidas son: San Martiño Pinario, Fonte Sequelo, Porta do Camiño, Toural, Fonseca, Santa Clara y Virxe da Cerca. 

 

El proyecto prevé tanto la restauración como la recuperación de su funcionalidad. Se lleva a cabo un estudo histórico, artístico y social de su función. Además, de cada fonte intervenida se elaborará un plan de mantenimiento que garantice su conservación futura. Los criterios de intervención respetan al máximo el valor patrimonial: se procura restablecer el abastecimiento de la red histórica donde sea posible, en las fuentes con manantial propio se revisa la captación y se comprueban fugas y en las fuentes ornamentales se diseña un sistema de filtrado y recirculación para evitar consumos innecesarios. El proyecto cuenta con la colaboración financiera del Ministerio de Fomento.